Celebrando el legado de Santa Marianita de Jesús

En el transcurso del mes de mayo, la Unidad Educativa Santa Mariana de Jesús se vistió de fiesta para honrar a su patrona, Santa Marianitas de Jesús, con una serie de eventos llenos de devoción, alegría y comunidad. Desde el pregón de inicio de las fiestas hasta el emocionante Día del Estudiante Marianita, cada actividad fue una oportunidad para reunirse como familia, recordar el legado de nuestra patrona y fortalecer nuestros lazos como comunidad educativa.

 

Todo comenzó con el emotivo pregón que marcó el comienzo de las festividades. Fue un momento de anticipación y emoción, donde la comunidad se unió para dar inicio a este mes especial dedicado a Santa Marianita. Desde entonces, cada día estuvo lleno de actividades que reflejaban los valores y enseñanzas que ella nos dejó.

 

La Eucaristía fue el corazón de nuestras celebraciones, momentos sagrados donde nos reunimos para rendir homenaje a Santa Marianita y reflexionar sobre su vida y enseñanzas. En estos encuentros religiosos, estudiantes, padres de familia, docentes y autoridades se unieron en oración y gratitud.

 

El Encuentro de ex estudiantes fueron una oportunidad invaluable para conectar con aquellos que alguna vez formaron parte de nuestra comunidad educativa. Fue reconfortante compartir recuerdos, experiencias y mantener viva la llama del espíritu Marianita.

 

El Triduo a Santa Marianitas de Jesús fue un momento especial de reflexión y devoción, donde nos sumergimos en la espiritualidad de nuestra patrona a través de la oración y la contemplación.

 

La poesía inédita y los festivales culturales agregaron un toque de creatividad y arte a nuestras celebraciones. Fue inspirador ver cómo nuestros estudiantes expresaban su devoción a Santa Marianitas a través de sus talentos y habilidades artísticas.

 

 

 

Las casas abiertas nos brindaron la oportunidad de abrir nuestras puertas a la comunidad y mostrarles el ambiente cálido y acogedor de nuestra unidad educativa. Fue un momento para compartir nuestra misión y valores con aquellos que nos rodean.

La Noche Marianita fue sin duda uno de los puntos culminantes de nuestras festividades, llena de danzas, música e interpretaciones que celebraban la vida y legado de nuestra patrona. Fue un espectáculo que llenó nuestros corazones de alegría y gratitud.

Y finalmente, el Día del Estudiante Marianita fue un recordatorio de que somos parte de una comunidad unida por un propósito común. Fue un día de celebración y reconocimiento para nuestros estudiantes, quienes son el corazón y el alma de nuestra unidad educativa.

En cada uno de estos eventos, la presencia y guía de las Hermanas Marianitas fue fundamental. Ellas son el faro que ilumina nuestro camino y nos inspira a vivir de acuerdo con los valores que Santa Mariana de Jesús y el Carisma de Madre Mercedes de Jesús Molina. Su presencia y apoyo son un recordatorio constante de que no estamos solos en nuestro viaje espiritual y educativo.

En nombre de la Unidad Educativa Santa Mariana de Jesús, queremos felicitar y agradecer a todos los que contribuyeron con su esfuerzo y dedicación para hacer de estas fiestas un éxito. Que el espíritu de Santa Marianita de Jesús continúe guiándonos en nuestro caminar y fortaleciendo nuestra comunidad educativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *